Carta del director

Las diez colaboraciones integrantes de este número, incluidas las reseñas bibliográficas, están dedicadas al tema del desarrollo sustentable y la educación de adultos. De estos textos reunidos se desprende una visión de conjunto, donde prevalece una estrecha relación de los diversos problemas económicos, demográficos, ecológicos y naturales referidos a la educación y la sociedad. El tema principal, en si mismo relacionado con aspectos fundamentales de medio ambiente y educación, tampoco escapa a esa situación donde el investigador, el docente, el promotor social y el responsable de operar programas y acciones referidos a personas, recursos, producción y medio ambiente, se ven obligados a contemplar esta complejidad de situaciones interactuantes cuyos efectos inciden por igual en la educación, la economía, el medio y la sociedad.

La lectura de estos trabajos permite identificar los diversos enfoques desde los cuales es posible abordar los problemas educativos. Sólo para este tema de desarrollo sustentable y educación de adultos, las páginas de la revista proponen diversos acercamientos al problema; y como ocurre con el análisis y la reflexión, desarrollados en un discurso capaz de plantear ideas y consideraciones sustentados no sólo metodológicamente, sino también en la operación práctica de proyectos específicos, es frecuente que otras ideas y otros planteamientos surjan en la mente del lector, propiciándose así una reacción a favor de nuevas y diferentes maneras de considerar el tema, retomando su conducción hacia otros rumbos y propósitos.

Aquí se confrontan procesos educativos sustentados en mentalidades tradicionales y la necesidad de iniciar caminos quizá nunca antes recorridos, con miras al establecimiento de nuevas rutas de acción en el campo de la enseñanza y el aprendizaje, pues la educación, que debe ser la que permita la renovación de la sociedad, también es a veces repetidora de concepciones, actitudes y acciones que imposibilitan los cambios requeridos.

En más de uno de estos trabajos queda explícito que las acciones de no tirar la basura, de mantener la limpieza y proporcionar el respeto al medio ambiente, concebidas como aprendizajes individuales del niño y el adulto, aunque son positivas en sí mismas, son insuficientes o aun mantenedoras de graves problemas de contaminación, porque nunca se refieren ni pretenden cambiar las actitudes de aquellos que son los generadores de esos problemas.

Dos proyectos de indudable valor, que han demostrado su eficacia en la solución de problemas ambientales, referidos a aves el primero, y a los pescadores del Parque Nacional Isla Isabel el segundo, son testimonio del transfondo que subyace en todos los problemas del desarrollo sustentable y educación de adultos: el valor de la persona en la posible solución del problema ambiental, lo que dicho en otra forma permitiría afirmar que los problemas de orden social y medio ambiente sólo se resolverán a partir de un humanismo como valor primordial de la educación y de las tareas orientadas al mantenimiento y mejoramiento de la naturaleza.

Deseamos expresar a la maestra Laura Barraza Lomelí, editora invitada, nuestro agradecimiento por el trabajo emprendido en la composición de este número.

Alfonso Rangel Guerra

© CREFAL 2020. Todos los derechos reservados