Carta del director

Diez colaboraciones ofrece este número, dedicado al problema del género y cuya editora invitada es la licenciada Sara Elena Mendoza Ortega, del Instituto Nacional de Educación de Adultos (INEA), autora además del artículo introductorio, dedicado a analizar sociedades más democráticas, abiertas y plurales, en relación al problema del género, en el marco de la educación de personas jóvenes y adultas. El trabajo parte de las conclusiones de la Conferencia Mundial de Educación para Todos, celebrada en Jomtien, Tailandia, el año de 1990; de la V Conferencia Internacional de Educación de las Personas Adultas, de Hamburgo, 1997 (CONFINTEA V) y del Consejo Internacional de Educación de Personas Adultas, celebrado en Damasco el año de 2000.

En el contexto de la idea contenida en la reunión de Jomtien, Educación para todos; en la persistencia de la desigualdad entre mujeres y hombres que reconoce CONFITEA V y cuyo efecto se deja ver en las grandes cifras de analfabetismo mundial y la reunión de Damasco 2000 que retoma la meta central establecida en Dakar ese mismo año, de alcanzar una alfabetización global en 2015, el texto de Sara Elena Mendoza propone un conjunto de ideas, enfoques, contenidos y prácticas que establecen las características que deben estar presentes en la educación de personas jóvenes y adultas en relación al problema del género. El trabajo sirve además de contexto al conjunto de artículos ofrecidos en este número de Decisio.

La colaboración de Gloria Careaga Pérez, se enfoca a identificar el concepto de género; entendido como característica de desigualdad en el ámbito del trabajo, y de inequidad en el de la educación misma y de la sociedad en general. A partir de consideraciones en torno al antecedente de las propuestas y actividades feministas, se concluye que hay mucho por hacer para superar las profundas diferencias de género vigentes en la sociedad actual.

Silvia Calcagno, de la CEPAL, nos ofrece un trabajo verdaderamente interesante sobre un proyecto implantado desde hace tiempo en la región, referente a la Bi-Alfabetización, en relación —particularmente— con el tema del género. El principio que ha sustentado este trabajo es de un gran valor y ha permitido avances y logros significativos, consiste en afirmar que personas adultas bilingües insertas en un medio intercultural, logran graficar y, descifrar esa graficación en sus dos lenguas, de modo que ambas tienen igual valor, así como también los hombres y las mujeres, haciendo posible la equidad de género. Este proyecto merecerá su difusión y consecuente aplicación en otros países con población indígena.

Dos colaboraciones enfocan su análisis desde la posición del varón; el de María Lucero Jiménez Guzmán, del Centro Regional de Investigaciones Multidiciplinarias de la unam, y el de Francisco Cervantes Islas, del Colectivo de Hombres por Relaciones Igualitarias (CORIAC), de México. La primera propone dar la voz a los varones para superar la tradicional perspectiva de que la desigualdad sólo se ejerce contra el género femenino, y la segunda se enfoca a la paternidad como objeto de estudio de la educación. Otros dos trabajos se aplican al problema del género en los jóvenes , el primero en el ámbito de las escuelas secundarias y el segundo sobre los embarazos tempranos. Otro par de trabajos propone la reflexión sobre adultos y género: uno de Rosa María González, de la UPN (D.F.), sobre la formación magisterial y el problema del género, planteamiento que propone la necesidad de optar por el cuestionamiento en vez de aceptar las certezas, generadoras de inmovilidad; el otro, de Blanca Fernández Montenegro, del Centro de la Mujer Peruana "Flora Tristán", sobre el entrenamiento de lideresas rurales para conducir su acceso a recursos productivos y económicos, experiencia que tiene en el Perú más de doce años.

Finalmente, el texto de Alberto Becerril Montekio, de Comunicación Alternativa, México, plantea la necesidad de acercar a la población masculina al problema de la salud reproductiva, puesto que la idea de que la reproducción es solamente asunto de la mujer, todavía se mantiene en muchas organizaciones civiles y gubernamentales.

El tema no se agota, pero su tratamiento muestra claramente la necesidad de profundizar en él, de ampliar la diversidad de los puntos de vista y aspectos que son necesarios considerar cuando se estudia y pretende resolver el viejo problema de la inequidad y desigualdad, establecidas desde siempre entre mujeres y hombres.

Alfonso Rangel Guerra

© CREFAL 2020. Todos los derechos reservados