Acerca de la portada

Nacen los talleres de arpilleras.

Bordado en arpillera, 34.5 x 49.3 x 0.8 cm.

Artista:

Rence 83

©Fondo Isabel Morel, Museo de la Memoria y los Derechos Humanos. Todos los derechos reservados. Reproducción autorizada por el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos.

 

Las arpilleras cumplieron un papel esencial como escritura de testimonio, registro de costumbres y vivencias en el proceso social que vivió Chile en los años de la dictadura. De carácter comunitario y artesanal, dan testimonio y denuncian los hechos que afectaban a personas y comunidades. Se originan poco después del golpe militar de 1973.

Grupos de madres, esposas e hijas de detenidos desaparecidos y de prisioneros políticos relatan en sus bordados la búsqueda de sus familiares y los atropellos a los derechos humanos.

El Museo de la Memoria y los Derechos Humanos cuenta con más de 400 piezas de arpilleras, de gran valor artístico, cultural, sociológico, histórico y político, que forman parte del patrimonio de la institución. Las obras proceden de donaciones de instituciones y de personas que han entregado sus colecciones para que sean puestas al acceso público.

Texto tomado de: Ricardo Brodsky y María Luisa Ortiz Rojas (2012), “Presentación”, en Arpilleras. Colección del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, Chile, Ocho Libros Eds., p. 7.